lunes, 9 de mayo de 2011

CULTIVO DE LA PALMA ACEITERA

ORIGEN
La palma aceitera es originaria de África, de la región del Golfo de Guinea, extendiéndose aproximadamente hasta los 15 grados de latitud norte y sur. Desde tiempos remotos la planta crece de forma silvestre, siendo su fruto utilizado para la extracción del aceite para consumo humano. Durante el siglo XX se transforma en cultivo comercial, estableciéndose en varios países africanos para luego ser introducida en América difundiéndose y adaptándose rápidamente por todo el continente. Se distinguen varias regiones de Venezuela, Colombia, Brasil y Centroamérica. En relación con el aspecto botánico, es una planta monocotiledónea, que se encuentra clasificada dentro del orden Pálmales con el grupo Ceroxylinae de la familia Palmaceae con el género Elaeis y las especies Elaeis guineensis Jacq.

MORFOLOGÍA
El bulbo, del cual parten las raíces en la base del tronco, mide aproximadamente 80 centímetros de diámetro y profundiza hasta 40 o 50 centímetros. Las raíces alcanzan poca profundidad (30 a 60 centímetros) y se extienden horizontalmente hasta 5 metros aproximadamente dependiendo del tipo de suelo. Ambos, bulbo y raíz, constituyen un excelente sistema de anclaje.
El tallo consiste en el ensanchamiento continuo del bulbo radical en el transcurso de los cuatro primeros años, lo cual no es más que la prolongación del estipe, continuando su crecimiento con un tronco erecto, fuerte, con bases peciolares y entrenudos definidos que alcanzan una altura de 15 a 20 metros, dependiendo de los factores ambientales y genéticos.
Pueden producirse de 30 a 40 hojas al año, dependiendo de las características genéticas y las condiciones edafoclimáticas y el manejo agronómico en general del cultivo. En cuanto a la flor, puede decirse que corresponde a una planta monoica, esta tiene ubicado, en las axilas de sus hojas, un primordio floral el cual es bisexual y constituye la inflorescencia de la planta.
El racimo de frutos se presenta entre el tronco y la hoja y en forma acorazonada con una dimensión promedio de 50 centímetros de largo por 35 de ancho. El peso del fruto varía según su edad, obteniendo un máximo a los ocho años, cuando permanece constante, presentando de 500 a 1.500 frutos en su estado adulto. Estos frutos son una drupa sésil cuya forma varía desde casi esférica a ovoide o alargada, con un tamaño de 2 a 5 centímetros, su apariencia externa cambia notablemente al madurar conociéndose según su color el Nigrescens, Virescens y el Albescens. De igual forma, se clasifican según el grosor del endocarpio, distinguiéndose cuatro variedades el Macrocaria, Dura, Tenera y Pisifera, dentro de las cuales la Tenera es la utilizada en las explotaciones comerciales, por tener un endocarpio de 2 milímetros ideal para el procesamiento.


La palma aceitera es un cultivo propio de regiones tropicales húmedas, caracterizadas por altas temperaturas, abundante insolación y suficiente humedad. Este cultivo se adapta a una amplia variedad de suelos, aunque se desarrolla mejor en suelos profundos, bien drenados, fértiles y con abundante materia orgánica.
CICLO DE PROCESAMIENTO DEL RACIMO DE FRUTA FRESCA DE LA PALMA ACEITERA
Para el desarrollo del cultivo en la fase agricola se presentan dos etapas o fases, la primera relacionada con el campo y la segunda con la extracción del aceite crudo de palma y de palmiste. En relación con la producción agrícola las principales actividades a llevar a cabo son las siguientes:
1. Previvero
2. Vivero
3. Fundación o siembra de la plantación,
4. Mantenimiento no productivo de la plantación
5. Cosecha
6. Transporte

En cuanto a la extracción de aceite crudo de palma y palmiste, esta etapa se inicia una vez realizada la cosecha, para evitar el deterioro de los frutos maduros; por tal motivo se requiere la focalización de las plantas dentro o muy cerca de la plantación. Para la extracción del aceite se realizan los siguientes pasos:

1. Recepción
2. Esterilización
3. Desfrutación
4. Digestión
5. Prensado
6. Clarificación
7. Aceite crudo o rojo de palma
8. Almendras
9. Aceite de palmiste
10. Torta de palmaste
USOS DEL ACEITE DE LA PALMA ACEITERA
El aceite de palma tiene múltiples usos, el principal es como aceite comestible para la elaboración de frituras, aunque se ha popularizado como materia prima para margarinas y productos de confitería. También se utiliza frecuentemente en la fabricación de jabones, cosméticos de alta calidad y detergentes. Otro uso importante es en la elaboración de grasas lubricantes y secadores metálicos, destinados a la producción de pintura, barnices y tintas. Además en la medicina se ha comprobado su alta eficiencia en el control y curación de enfermedades relacionadas con los lípidos (colesterol), el cáncer y la trombosis arterial. En la industria siderúrgica se utiliza para la producción, en frío, de laminados de acero y en la industria de pigmentos se emplea para producir pigmentantes, debido a su alto contenido de compuestos carotenoides.
El cultivo es considerado ecológico ya que son bosques protectores y porque todas las partes de la palma son utilizadas; no existen desperdicios y son altamente eficientes en la conversión de energía. Se obtiene aceite de la pulpa del fruto propiamente dicho y también de la almendra, este último conocido como aceite de palmiste. De este procesamiento queda como residuo la torta del palmiste que tiene amplia demanda en la industria de alimentos concentrados para animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada